Inicio >> Articulo >> El comercial que desató el racismo y la xenofobia entre los televidentes del Super Bowl

El comercial que desató el racismo y la xenofobia entre los televidentes del Super Bowl

El Super Bowl es uno de los eventos más vistos por la teleaudiencia. De hecho, se ubica cuarto en cantidad de espectadores en eventos deportivos, pues son más de 100 millones de espectadores detrás de sus pantallas para ver un partido de fútbol americano, pero sobre todo para ver el show del intermedio, que incluye la presentación de grandes artistas y la esperada tanda publicitaria, por la que las empresas pagan millones de dólares por segundo de aparición.

Coca-Cola, las trasnacional americana con sede en Atlanta, estuvo presente y emitió un video de un minuto de duración en la que se muestra y pone en valor la diversidad cultural con la que cuenta uno de los países con mayor cantidad de migrantes del mundo. “America the Beautiful” era el slogan de la campaña, en la que, a través de las imágenes, se pretendió mostrar un país multicultural en la que todos, sin distinciones de razas, etnias, religiones, costumbres y demás rasgos característicos de los seres humanos, configuran un país diverso. De fondo: la canción que lleva el nombre del comercial interpretado en distintos idiomas.

Un sector de la población estadounidense alzó su voz de protesta y por medio de las redes sociales criticaron duramente la publicidad con argumentos racistas y xenófobos. La página de YouTube de Coca-Cola da cuenta de estos insultos, y Twitter y Facebook se convirtieron, como suele suceder en estos casos, en la arena perfecta para que discursos racistas y xenófobos se propagaran.

“Ese comercial de Coca-Cola apesta. Mexicanos, terroristas, judíos y negros no son “americanos””, señala uno de los ‘tweets más prejuicicios y racistas. “Bonito ver que a Coca-Cola le gusta cantar canciones americanas en el idioma terrorista. Vete por donde viniste. Puedes irte, Coca-Cola”, “Coca-Cola perdió muchos clientes con esto. Esto es América, carajo. Hablamos inglés”, “Tirando el resto de mi Coca-Cola Zero. ¿Qué carajos fue eso? #EstoEsAmérica #JódeteCoca-Cola”. Y los ejemplos de intolerancia y rechazo siguen.

Para un sector de estadounidenses es imposible imaginar que su país tiene una amplia diversidad cultural, que existen otros idiomas, además del inglés. Los estereotipos, los prejuicios y las taras como el racismo, la xenofobia y la intolerancia jugaron un lamentable papel en estos sucesos del domingo pasado. Lo que pudo haberse convertido en una oportunidad para revalorar la diversidad cultural dentro de su propio país, terminó convirtiéndose en un escenario de agravio, insultos y agresiones contra aquellos que no nacieron en aquel territorio o, peor aún, no hablan el idioma inglés, pero que sí comparten el mismo espacio en común.

Estos lamentables hechos nos deben llevar a la reflexión, sobre todo en un país como el nuestro, donde la diversidad cultural es una de nuestras principales riquezas y oportunidades para crecer, no solo en el plano económico, sino en la aceptación y reconocimiento de las distintas culturas, lo que ayuda en la consolidación de un país libre de discriminación.