Inicio >> Articulo >> La pelota no se mancha

La pelota no se mancha

Un análisis de la discriminación y las acciones para enfrentar este problema social y sus manifestaciones en los campos de juego*.

Por: Gonzalo Silva Infante**

El pasado miércoles 13 de enero la Comisión Disciplinaria de la FIFA estableció sanciones a distintas federaciones que forman parte de dicho organismo por actos discriminatorios de parte de sus respectivas aficiones en partidos válidos por las eliminatorias para el mundial de Rusia 2018.

Una de las federaciones involucradas en estas sanciones es la Federación Peruana de Fútbol (FPF). La multa dada fue de 20,000 francos suizos (19,800 dólares americanos) por los incidentes ocurridos en el partido que enfrentó a la selección peruana contra la chilena en octubre del año pasado. Cantos homofóbicos y pifias contra el himno chileno, reportados a través del Sistema de Vigilancia Antidiscriminación que ha implementado la FIFA, fueron las razones que encontraron para sancionar a la FPF.

Dicha sanción nos debe llevar a la reflexión en torno a una problemática instalada en el fútbol peruano -y también mundial- que tiene que ver con las manifestaciones de discriminación que, hasta hace apenas algunos años, se entendían como parte natural del espectáculo deportivo y que se justificaba bajo el eufemismo de folklore del fútbol. Ahora, en cambio, se busca enfrentar esta problemática, en principio con sanciones que tienen que ver con multas económicas y cierre temporal de tribunas e incluso de los mismos estadios, pero es claro que se debe profundizar en materia de educación y prevención.

El racismo en el fútbol peruano, el principal problema

El fútbol peruano, en particular, no es ajeno a la problemática de la discriminación, que en los estadios se evidencia, sobre todo, en manifestaciones de racismo contra una población específica: la afrodescendiente. La forma más común de agresión baja desde las tribunas en forma de sonidos onomatopéyicos que imitan a un gorila, animalizando a los futbolistas, afectando su dignidad y vulnerando sus derechos. Esta lamentable práctica está instalada en nuestro fútbol hace décadas, pero es desde el 2013 -a partir de una protesta que hiciera el futbolista afroperuano Edgar Villamarín en su cuenta de Twitter por los insultos recibidos cuando jugaba por Alianza Lima por parte de la afición cajamarquina- que la FPF tomó cartas en el asunto y le pidió a la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional (ADFP), encargada de la organización del campeonato peruano, que incluyera en su reglamento sanciones por actos de discriminación.

Informe Fútbol

Como resultado de esta medida se empezaron a visibilizar los casos de racismo contra los futbolistas afrodescendientes. Entre el 2013 y 2015 se reportaron 19 casos**, de los cuales apenas 9 tuvieron sanción (aunque una de estas fue levantada por la Comisión de Justicia de la ADFP) y el resto quedó en simple denuncia. Esta cifra retrata el bajo nivel de respuesta por parte de las autoridades competentes al momento de enfrentar el problema, pero también involucra a otros actores fundamentales en la difusión y lucha contra esta problemática.

En ese sentido y, a partir de la experiencia del Ministerio de Cultura en la campaña ‘Ponte Alerta Contra el Racismo en el Fútbol’, ejecutada por la Dirección de Diversidad Cultural y Eliminación de la Discriminación Racial en los años 2013 y 2014, se elaboró un informe sobre el racismo en el fútbol peruano que recoge entrevistas a los protagonistas del fútbol peruano, dirigentes, futbolistas, árbitros y periodistas, que dan cuenta sobre la problemática y las acciones -o su carencia- para enfrentar el racismo y sus manifestaciones en el fútbol.

Asimismo, el informe presenta un inventario de los casos de racismo sucedidos desde que se implementaron sanciones contra cualquier forma de discriminación y el análisis del tratamiento de los medios de comunicación especializados en dichos casos. Finalmente, ofrece una serie de conclusiones sobre la problemática y recomendaciones a los involucrados para hacer frente al racismo en nuestro fútbol y consolidar, así, un fútbol libre de discriminación, que sea ejemplo para la sociedad, tomando en cuenta la importante cantidad de aficionados con la que este deporte cuenta en el Perú.

*Artículo extraído de la revista Gaceta Cultural N° 53, páginas 34 y 35: http://www.cultura.gob.pe/gacetacultural/sites/default/files/flipping_bo...

**Comunicador de la Dirección de Diversidad Cultural y Eliminación de la Discriminación Racial. Autor del informe sobre racismo en el fútbol peruano.

***En la primera fecha del campeonato peruano 2016 un nuevo caso de racismo se dio. Esta vez el agraviado fue el futbolista afroperuano Joel Pinto, quien en los minutos finales del partido que su club (Sport Huancayo) enfrentó al Sporting Cristal, la hinchada de este equipo volvió a emitir los sonidos de gorila cuando el futbolista tenía la posesión del balón. Al momento de la elaboración de este artículo se estaba a la espera de la resolución de la Comisión de Justicia de la ADFP por estos hechos.