Inicio >> Articulo >> Qué hacer frente a programas de radio y TV con contenido racista

Qué hacer frente a programas de radio y TV con contenido racista

La forma de lograr una mejor televisión nacional, libre de discriminación y de expresiones racistas es, en primer lugar, dejando de ver estos programas, pero también haciendo llegar un reclamo formal por las vías correspondientes.

Según la Ley de Radio y Televisión, los servicios de radiodifusión que brinden estas empresas (los medios de comunicación) tienen por finalidad brindar información, conocimiento, cultura, educación y entretenimiento, en un marco de respeto de los deberes y derechos fundamentales, así como de promoción de los valores humanos y de la identidad nacional.

De otro lado, la Sociedad Nacional de Radio y Televisión ha elaborado un Código de Ética que deben cumplir todos estos medios de comunicación y que está enmarcado en los alcances de la Ley de Radio y Televisión antes mencionada.

A través del Código de Ética, las empresas radiodifusoras (los canales de radio y TV) se obligan, entre otras acciones a:

  1. Orientar sus contenidos a la defensa de la persona humana y el respeto a su dignidad.
  2. Respetar al pluralismo cultural.
  3. Defender los derechos humanos fundamentales y de las libertades consagradas en los tratados internacionales y en la Constitución Política del Perú
  4. Fomentar la educación, la cultura, los valores y la identidad nacional.

Además, bajo el Pacto de Autorregulación, firmado por la gran mayoría de empresas difusoras televisivas de señal abierta; estas se han comprometido a actuar en base a valores que han asumido como el respeto a la dignidad de la persona humana y se comprometieron, entre otras acciones a:

  1. No presentar la figura humana, en especial la de la mujer y el menor, en situaciones indecorosas, deshonestas o agraviantes.
  2. No discriminar, ni estimular la discriminación sobre la base de raza, religión, sexo, orientación sexual, nivel cultural o social, o limitaciones físicas.
  3. No utilizar representaciones o palabras que ridiculicen, denigren o que de alguna manera ofendan a la dignidad humana.

En consecuencia, cuando los contenidos de los diversos programas se alejan de esta finalidad que contienen las normas vigentes, como por ejemplo en el caso de contenidos racistas y discriminadores, usted puede seguir los siguientes pasos para reclamar que esta se cumpla:

Paso 1: Comunicación al propio medio

Debe presentar una comunicación (electrónica, telefónica o física) a la empresa radiodifusora que emite el programa o espacio que contenga diálogos o representaciones racistas; también puede remitir su comunicación a la producción del programa o espacio televisivo. Debe manifestar claramente cuál es la razón de su queja y sustentar su pedido, que podría ir desde la modificación de la secuencia o el pedido de disculpas hasta la eliminación del programa o la referida secuencia.

Paso 2: Primera instancia del mecanismo de autorregulación

Si su comunicación con la empresa radiodifusora o la producción del programa no ha surtido el efecto que espera o se sigue sintiendo afectado/da por su contenido racista y discriminador, puede iniciar un proceso de rectificación y posterior sanción al medio de comunicación que lo emite, para lo cual debe presentar una queja, comunicación o solicitud (electrónica, telefónica o física) ante el Comité de Solución de Quejas de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión con los siguientes requisitos:

  1. Nombre, número de documento de identidad y dirección domiciliaria, también puede ser la de su representante.
  2. La identificación del medio de comunicación contra quien acciona.
  3. El nombre del programa o espacio transmitido objeto de la interposición de la acción.
  4. El petitorio, que comprende la determinación concreta y clara de lo que pide.
  5. Los hechos en que se fundamente su petitorio expuestos en forma clara y precisa.
  6. Los medios probatorios, si es que los hubiera (videos, enlaces a webs donde se alojan videos). Si su escrito lo presenta dentro de los 30 días calendario de emitido el programa, es obligación del medio de comunicación presentar el video del programa o secuencia que origina la queja.
  7. Su firma o la de su representante, de ser el caso.

Luego de realizar un procedimiento, el cual pasa por notificaciones, conciliación y presentación de argumentaciones adicionales, lo que transcurre en un plazo aproximado de 30 días útiles, el Comité de Solución de Quejas de la SNRTV emite su Resolución, la misma que puede contener tres tipos de sanciones para el medio de comunicación:

  1. Amonestación.
  2. Difusión de aviso de rectificación o pedido de disculpas públicas.
  3. Multa de hasta 10 UIT (38,000 Nuevos Soles).

Paso 3: Segunda instancia del mecanismo de autorregulación

Contra la Resolución de este Comité se puede apelar dentro de los 5 días hábiles de notificada la referida Resolución. El recurso de apelación correspondiente debe presentarse ante el Secretario Técnico del referido Comité para que este lo eleve, junto a los otros documentos del procedimiento, al Tribunal de Ética de la SNRTV.

El Tribunal antes mencionado, luego de aproximadamente 10 día útiles, deberá pronunciarse básicamente ratificando o revocando la Resolución del Comité, y dando así por agotado el mecanismo para la solución de quejas de la SNRTV.

Si el medio de comunicación es sancionado por el Tribunal de Ética y no cumple con su sanción o la cumple parcialmente, puede iniciársele un procedimiento administrativo sancionador a nivel del Ministerio de Transportes y Comunicaciones por el incumplimiento de las disposiciones al Código de Ética, lo que podría devenir en una multa impuesta por este Ministerio que va de 10 a 30 UIT.

Paso 4: Vía judicial

En caso de que lo resuelto por el mecanismo de autorregulación antes descrito no se ajuste a lo que usted solicitó y persista emitiéndose el programa o la secuencia con contenidos discriminadores o racistas puede acudir al Poder Judicial a través de una acción de amparo y solicitar como medida cautelar que se suspenda la emisión del referido programa o la secuencia por ser atentatoria contra el fundamental derecho a la igualdad y no discriminación que establece nuestra Constitución Política.