Pasar al contenido principal

siguenos en facebook

siguenos en Twitter

Canal de youtube

Ministerio de Cultura presenta los resultados de la I Encuesta Nacional sobre diversidad cultural y discriminación étnico-racial

Usted está aquí

Los peruanos y peruanas son racistas o muy racistas, así lo considera la mayoría (53%) de personas que participaron de la I Encuesta Nacional "Percepciones y actitudes sobre diversidad cultural y Discriminación étnica-racial". Sin embargo, apenas un 8% se percibe a sí mismo como racista o muy racista, revelaron los resultados de la citada investigación, planificada por el Ministerio de Cultura y ejecutada por Ipsos Perú.

El sondeo, el primero que se realiza en el país para abordar este tema, es una de las acciones de la Intervención Nacional Contra el Racismo del Ministerio de Cultura, y su principal objetivo fue recoger información para construir políticas públicas, orientadas a lograr el reconocimiento positivo de la diversidad cultural y a la eliminación de la discriminación étnico-racial en el Perú, las cuales se traducirán en un fortalecimiento de la relación del Estado con los ciudadanos, así como en la salvaguarda y difusión de las tradiciones, manifestaciones y lenguas de las diferentes comunidades.

“Todos los días vemos casos de discriminación, son situaciones que si no se enfrentan no nos van a permitir desarrollarnos como país. Por eso, es importante tener estos indicadores, no basta con creer o saber que sí hay racismo en el Perú. Sin líneas de base, que son fundamentales para el sector Cultura, no podemos desarrollar las políticas públicas que son necesarias para resolver estos desafíos”, afirmó el Ministro de Cultura, Alejandro Neyra, durante su participación en la presentación de la investigación.

El estudio también detalla que más de la mitad de peruanos y peruanas se ha sentido algo discriminado, discriminado o muy discriminado. Un 28% identificó a su color de piel como la causa, el 20% dijo que fue por su nivel de ingresos/dinero, mientras que el 17% sostuvo que fue por sus rasgos faciales o físicos. Establecimientos estatales como hospitales públicos o postas médica (22%), comisarias (19%) y municipalidades (14%) fueron señalados como los lugares donde se vivió la experiencia discriminatoria.

Asimismo, el 59 % percibe que la población quechua y aimara es discriminada o muy discriminada y señala que las principales causas de este hecho son su forma de hablar, vestimenta e idioma o lengua que habla. Mientras que el 60 % percibe que la población afroperuana es discriminada o muy discriminada por su color de piel, sus rasgos faciales o físicos y porque son asociados a la delincuencia.

En la misma línea, un 57 % percibe que la población indígena o nativa de la Amazonía es discriminada o muy discriminada e identifica como las razones a su forma de hablar, su vestimenta y sus rasgos faciales o físicos. Entre los resultados de la investigación, también se advierte que el 34% conoce bien o regular la frase diversidad cultural, vinculándola a las costumbres o tradiciones (25%), a las etnias o razas (14%) y a la cultura (11%) e identificando a las danzas típicas, las fiestas regionales o patronales, la cocina típica o regional, las lenguas indígenas y la vestimenta típica como expresiones culturales. Esto únicamente varía en la población nativa o indígena de la Amazonía que considera la medicina tradicional o ancestral como expresión de diversidad cultural (47%).

Otra conclusión relevante del sondeo es que la lengua y las técnicas de cultivo ancestral son las costumbres (expresiones de la diversidad cultural) más vulnerables, en el sentido de que se transmiten en menor proporción que otras tradiciones, de padres a hijos. De hecho, solo el 50% de los hijos e hijas de los entrevistados que hablan una lengua distinta al castellano, practican ésta misma costumbre. 

La encuesta fue elaborada y aplicada por Ipsos Perú a fines de 2017 a 3,781 personas entre 18 y 70 años de edad, de las 25 regiones del país, y a una muestra adicional de 455 personas de los siguientes grupos: quechuas y aimaras, nativos(as) de la Amazonía y afroperuanos(as). Constó de 43 preguntas y un margen de error para los resultados obtenidos de +/-1.6%. La aplicación del cuestionario tuvo una duración de 45 minutos, y fue realizado en cuatro idiomas: español, quechua chanka, quechua cusco y aimara. El instrumento fue aplicado en tablets, lo que permitió la grabación del audio de las entrevistas y la posición de GPS en la que fueron recogidas, permitiendo realizar la supervisión virtual de las encuestas aplicadas.

Las conclusiones del estudio fueron, además, comentadas por el viceministro de Interculturalidad del Ministerio de Cultura, Alfredo Luna; la directora senior de Investigación Social de Ipsos, Patricia Rojas; así como especialistas del Grupo de Análisis para el Desarrollo (Grade), la Defensoría del Pueblo, el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) y el Centro de Desarrollo de la Mujer Negra Peruana (Cedemunep).