Inicio >> Noticias >> Los clubes Alianza Lima y Sport Huancayo sacaron tarjeta roja al racismo

Los clubes Alianza Lima y Sport Huancayo sacaron tarjeta roja al racismo

El estadio Alejandro Villanueva, en el barrio de Matute (La Victoria), fue el escenario de la segunda activación que realizó el Ministerio de Cultura en el marco del Pacto Público contra el Racismo en el Fútbol Peruano, suscrito el pasado mes de mayo con importantes entidades del fútbol nacional durante el lanzamiento de la Intervención Nacional contra el Racismo.

Alianza Lima y Sport Huancayo protagonizaron el duelo más importante de la décima fecha del Torneo Apertura y el juego estuvo a la altura de las expectativas; así como las tribunas, que lucieron los colores de ambos equipos y mostraron intenso aliento, pero sobre todo, mucho respeto por los futbolistas.

Representantes del Ministerio de Cultura estuvieron en la previa en las cuatro tribunas entregando las tarjetas rojas para expulsar al racismo y a la discriminación racial del fútbol, y muñequeras que contenían el mensaje #RojaAlRacismo y los escudos de los equipos protagonistas. La activación contó con el apoyo de las autoridades del club Alianza Lima, la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional (ADFP) -a través del comisario del partido- la Policía Nacional del Perú y el Instituto Peruano del Deporte, a través de la Dirección de Seguridad Deportiva.

La banderola del Pacto Público contra el Racismo en el Fútbol Peruano recibió a los veintidós futbolistas en el centro del campo de juego y acompañó el saludo entre los protagonistas y con los árbitros del partido. La misma banderola fue mostrada a las cuatro tribunas del estadio mientras el locutor, el reconocido periodista Lalo Archimbaud, invocaba al público presente a respetar a los futbolistas, dejando en claro que el racismo no es normal y nombrando a cada una de las instituciones suscriptoras del Pacto Público.

Debemos destacar los constantes mensajes que el club Alianza Lima se encargó de difundir a través de distintos canales para que su público sepa que Matute es un estadio libre de discriminación. Desde afiches en las paredes de la calle, pasando por las vallas electrónicas instaladas en el campo de juego, hasta las dos pantallas gigantes sobre la tribuna ’oriente’ daban cuenta del siguiente mensaje: “No a la violencia. No al racismo. No a la discriminación”.

Esperamos que cada vez más equipos se sumen a este tipo de acciones, que evidencian el interés que tienen por hacer frente a la problemática del racismo y la discriminación en el fútbol y, en ese sentido, promover la diversidad cultural, que tiene al fútbol peruano como principal escaparate.