Inicio >> Pronunciamiento >> La comunidad Shipibo Konibo de Cantagallo y su derecho a una vida digna

La comunidad Shipibo Konibo de Cantagallo y su derecho a una vida digna

El Ministerio de Cultura hace un llamado a la ciudadanía a reflexionar sobre la importancia de la solidaridad y el respeto, base de la construcción de una convivencia pacífica, tomando en cuenta lo siguiente:

  • Los ciudadanos de la comunidad Shipibo Konibo de Cantagallo llegaron a la ciudad de Lima en los años noventa buscando mejores oportunidades laborales y educativas. En estas décadas, los aportes del pueblo Shipibo Konibo han contribuido a enriquecer la diversidad cultural de la capital. Tal como manifestara José Matos Mar en una entrevista[1] “en 70 años, ocho millones de provincianos […] se han hecho presentes en Lima y han dicho nosotros también somos peruanos”.
  • Muestra de ello es que en nuestra capital se encuentra San Juan de Lurigancho, el distrito con mayor cantidad de quechuahablantes del país, (Censo Nacional, 2007). Asimismo, Lima es una de las regiones con mayor cantidad de población —se estima en 870 000 habitantes (ENAHO, 2013) — que habla una lengua indígena.
  • La diversidad cultural es nuestra principal riqueza y motor de desarrollo. Todos y todas debemos convivir valorando positivamente nuestras diferencias, bajo los principios de igualdad y de no discriminación.
  • Los peruanos y peruanas debemos trabajar activamente para construir una ciudadanía intercultural y alcanzar una vida digna, sobre la base del respeto y la valoración de la diversidad.
  • El Ministerio de Cultura rechaza cualquier expresión con contenidos discriminatorios o racistas, y conmina a la población a identificar y denunciar actos que menoscaben la dignidad y la identidad cultural de cualquier ciudadano o ciudadana.
  • Con el objetivo de asegurar la atención de las necesidades más urgentes de la población, el Ministerio de Cultura se encuentra realizando coordinaciones con los sectores competentes, a fin que las acciones que se realicen sean pertinentes culturalmente e incluyan la participación de todos los actores involucrados, especialmente de la población Shipibo-Konibo de Cantagallo.