Inicio >> ¿Qué es la discriminación étnico-racial?

¿Qué es la discriminación étnico-racial?

Discriminación étnico-racial es todo trato diferenciado, excluyente o restrictivo basado en el origen étnico-cultural (hábitos, costumbres, indumentaria, símbolos, formas de vida, sentido de pertenencia, idioma y creencias de un grupo social determinado)  y/o en las  características físicas de las personas (como el color de piel, facciones, estatura, color de cabello, etc.) que tenga como objetivo o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos y libertades fundamentales de las personas en la esfera política, económica, social y cultural.

¿Cómo identificar si se trata o no de un caso de discriminación étnico-racial?

Existen tres criterios para identificar si un hecho es o no un caso de discriminación étnico-racial:

1) Trato diferenciado: Es necesario identificar que la conducta discriminatoria ha generado un trato diferenciado o desigual hacia una persona o grupo de personas. El acto de discriminar empieza con una distinción o preferencia. No se trata de una diferenciación cualquiera sino particular y específica que debe entenderse en sentido peyorativo en contra de la persona discriminada.

2) Motivo de distinción racial o étnica: La normatividad peruana prohíbe y sanciona la discriminación por raza u origen étnico. El criterio racial como elemento de diferenciación se funda en que se rechaza a un grupo humano basándose en sus características físicas; por ejemplo: color de piel, facciones, estatura, color de cabello, entre otras.

El criterio étnico supone la desvalorización de la cultura, la cual es el conjunto de hábitos, costumbres, indumentaria, símbolos, formas de vida, sentido de pertenencia, idioma y creencias de un grupo social determinado.

3) Anulación o menoscabo en el reconocimiento, ejercicio y/o goce de un derecho: Finalmente, hay que observar si la diferenciación en el trato hacia una persona o grupo de personas es afectado en el ejercicio de sus derechos.

¿El Racismo y la discriminación étnico- racial son lo mismo?

Muchas veces el concepto de racismo se identifica como similar al de discriminación étnico-racial. Aunque son conceptos similares y vinculados no son exactamente lo mismo. El racismo es una ideología basada en que los seres humanos podemos ser categorizados en razas, esta categorización se fundamenta únicamente en características físicas y/o biológicas de los seres,  y postula que dentro de esta categorización existen algunas razas que son superiores a otras.  Así la Convención Interamericana contra el racismo, la discriminación racial y formas conexas de intolerancia, postula que el racismo es cualquier teoría o doctrina que enuncia un vínculo causal entre las características fenotípicas o genotípicas de las personas  y sus rasgos intelectuales y culturales. La discriminación étnico-racial como hemos visto se trata de un acto específico. Muchas veces la discriminación étnico–racial se fundamenta en un pensamiento o ideología racista.

Las razas humanas no existen

En esta forma de pensamiento el concepto de “raza” se utiliza para distinguir y clasificar a los seres humanos basándose en una supuesta inferioridad causada por las características innatas fenotípicas, corporales o biológicas. Sin embargo, las “razas” son una construcción conceptual, no una característica biológica, pues no son entidades científicas y objetivamente identificables. Ello quiere decir que en el caso del ser humano es inadecuado utilizar el concepto de “Raza” pues se trata de una construcción social que tiene su origen en ideologías racistas.

 Las “razas” como clasificación de los seres humanos sólo existen en el imaginario social, muchas veces de manera gaseosa y contradictoria. Una persona puede ser percibida como perteneciente a una raza en un contexto, y a otra en otra situación o interrelación.

En la discriminación lo racial se vincula con lo étnico

Dentro del fenómeno de la discriminación, el criterio racial, basado en la idea de que los grupos humanos pertenecemos a una raza, es asociado a un criterio étnico de diferenciación. Los grupos humanos pertenecemos a grupos étnicos con los que nos identificamos. Usualmente no solo se discrimina por las características físicas de un individuo si no también en base a los hábitos, costumbres, indumentaria, símbolos, formas de vida, sentido de pertenencia, idioma y creencias de un grupo étnico al que pertenece.

Los criterios étnicos y raciales tienen una estrecha relación y sin límites claramente definibles. Así, los campesinos o los indígenas, por ejemplo, no sólo son discriminados por su apariencia física, sino también por sus manifestaciones culturales. Es importante reconocer que estos criterios diferenciadores (racial y étnico) no son aplicados aisladamente sino, por el contrario, muchas veces interactúan con otros criterios como el sexo, la orientación sexual, discapacidad, condición socioeconómica, entre otros, en la articulación de la negación de derechos al otro.

Otros conceptos vinculados:

Estereotipo y prejuicio: El estereotipo es aquella imagen o idea que se le atribuye a una persona o a un grupo. Es una generalización en las atribuciones mediante la cual  construimos la relación y percepción que tendremos de ese grupo sin que haya un juicio o experiencia propia. El prejuicio es el conjunto de creencias de carácter negativo atribuido a la persona antes de conocerla. Son ideas arbitrarias que se emiten anticipadamente (pre-juicio) sin tener la información suficiente.

La discriminación es una acción que se deriva y se fundamenta en prejuicios y estereotipos, los cuales se transmiten fácilmente de generación en generación, a través de los medios de comunicación, la escuela, la publicidad, etc.

Exclusión social: La exclusión social implica una negación que va más allá de la persona y sus circunstancias inmediatas. Es la negación del acceso a los recursos económicos, sociales, culturales o políticos a los que todos los peruanos tenemos derecho. Esta negación no es efectuada por una persona específica sino por el sistema en el que vivimos, el cual a través de un proceso histórico ha excluido a diversas poblaciones de nuestro país. La exclusión social es una forma de discriminación estructural.

Intolerancia: Se trata de todo acto o conjunto de actos o manifestaciones que expresan el menosprecio, rechazo o desprecio de la dignidad, características, convicciones u opiniones de las personas por ser diferentes o contrarias.